sí renovables nuclear no PORTADA
NUCLEAR cat - cast
RENOVABLES
ESTALVI - AHORRO EFICIÈNCIA ENLLAÇOS-ENLACES LECTURES A EUROPA - AL MÓN A ESPANYA A CATALUNYA

INFORMACIÓN DE ANTINUCLEARES SIN FRONTERAS
LAS EMISIONES DE GASES DE EFECTO INVERNADERO (GEIs) DE LA ENERGÍA ATÓMICA

CATALÀ ---- C ASTELLANO ---- ENGLISH

COP 25 CHILE - MADRID

LAS EMISIONES DE GASES DE EFECTO INVERNADERO (GEIs) DE LA ENERGÍA ATÓMICA

Es mentira que un reactor atómico fabrica electricidad limpia de emisiones de CO2 y otros gases de efecto invernadero (GEIs). La mentira arranca de 2001 cuando comenzó el llamado "renacimiento nuclear".

Sin combustible atómico un reactor es un artefacto inútil. El ciclo del combustible es una cadena de producción que va desde las minas de uranio hasta los depósitos de residuos, pasando por las fábricas de "enriquecimiento", y que abarca todo el mundo.

En la fabricación del combustible se emiten grandes cantidades de GEIs, y también en los transportes, el propio funcionamiento del reactor atómico emite GEIs, como veremos?

- El uranio es el combustible atómico, pero los reactores necesitan un uranio especial, el uranio "enriquecido".

- ¿Por qué "enriquecido"? Porque tal como se extrae el uranio es radiactivo, peligroso para las personas, pero no genera calor. La energía de los reactores atómicos.

- Cada 18 meses, aproximadamente, cualquier reactor atómico debe recargar una tercera parte del combustible con el que funciona. El modelo más común (el PWR) tiene 157 elementos combustibles en su vasija, y suele recargar unos 64, esos 64 elementos contienen unas 28,8 toneladas de óxido de uranio (UO2).

Veamos las emisiones de GEIs de fabricar y usar sólo esos 64 elementos combustibles.

- Hay varios tipos de elemento combustible, el del PWR es una columna de metal de 4 metros por 20 cms de base cuadrada. Dentro hay 196 tubos llenos de pastillas de óxido de uranio.

- Estas pastillas son el combustible atómico. Hay que fabricarlas.

Primero hay que extraer el Uranio, un mineral raro y escaso, cada mina con una concentración diferente. Con la aceptable hay que remover unas 380.000 toneladas de rocas para sacar 212,3 toneladas de uranio en bruto; lo necesario para las 28,8 toneladas de una recarga.

Para extraer se necesita maquinaria pesada que funciona con gasóleo, gasolina, o electricidad fabricada con carbón, gas o derivados del petróleo; martillos neumáticos, excavadoras, tractores y camiones; molinos que trituran el mineral; máquinas que remueven y mezclan, muelen y transforman (incluyendo disolver con ácidos). Se emiten cantidades de GEIs.

Hay que llevar el resultado, el "pastel amarillo", a fábricas de conversión y enriquecimiento, miles de kilómetros en camiones, barco, y más camiones (o trenes). Más GEIs.

Hay que separar el uranio que no sirve y aumentar la concentración del que sirve. El único isótopo aprovechable para combustible es el Uranio 235 (U235), pero tan es el 0,71% del mineral de uranio obtenido. Separar el U235 supone transformar el pastel amarillo en tetrafluoruro de uranio (UF4), y después en un peligroso concentrado, llamado hexafluoruro de uranio (UF6). Más energía y emisiones de GEIs.

Hay que llevar el UF6 a la planta de enriquecimiento. Más viajes en camión o en barco, y más emisiones de GEIs.

El UF6 se enriquece mediante centrifugadoras. Más electricidad. Más GEIs. Y luego se fabrican las 28,8 toneladas de óxido de uranio (UO2) de la recarga. Más emisiones de GEIs.

El UO2 tiene forma de pequeños cilindros. Hay que llenar los tubos y montar los elementos combustibles. Pero eso se hace en otro lugar. Se transportan las 28,8 toneladas de UO2 en camión o en barco. Más consumo de combustible y más GEIs.

En la fábrica de elementos combustibles ya están los tubos y las piezas, todo fabricado y transportado hasta allí. Más gasto de energía, más viajes, más emisiones de GEIs.

El montaje de cada elemento combustible, la columna de 4 metros y base cuadrada de 20 cm que contiene los 196 cilindros, consume más energía y emite GEIs . Hay que multiplicar el total por 64, los necesarios para una sola recarga.

Ahora hay que llevar los 64 elementos combustibles desde la fábrica hasta el reactor atómico. Pueden ser cientos o miles de kilómetros en camión. Más combustible, más GEIs.

El reactor atómico ya puede fabricar electricidad, PERO ATENCIÓN, para refrigerarlo se necesita mucha agua, entre 15 y 20 hectómetros cúbicos por año. Es que las dos terceras partes del calor de la reacción atómica se pierde, sólo la tercera parte se convierte en electricidad. La refrigeración produce VAPOR DE AGUA, que también es un poderoso GEI, ya que absorbe rayos infrarrojos. La propia central nuclear emite GEIs.

Y los equipos auxiliares de la central consumen electricidad. Más combustibles fósiles y más GEIs.

Y tras cada recarga hay residuos de radioactividad baja y media que deben ser trasladados al cementerio nuclear. A cientos o miles de kilómetros en camiones. Más GEIs.

POR TODO ESO, ES MENTIRA QUE LAS CENTRALES ATÓMICAS SEAN "LIMPIAS" Y SIRVAN PARA PALIAR LOS IMPACTOS DEL CAMBIO CLIMÁTICO. PERO LA AMENAZA MÁS GRAVE PARA EL PRESENTE Y EL FUTURO, NO ES ÉSTA.

Todo lo que hemos explicado también libera grandes cantidades de partículas radiactivas, contaminando el suelo, agua o aire, y que entran en nuestro cuerpo por el agua que bebemos, el aire que respiramos y los alimentos que consumimos. Las partículas pueden provocar enfermedades, sufrimiento y muerte, pero eso no se explica.

La Organización Mundial de la Salud está subordinada al Organismo Internacional de la Energía Atómica en cualquier documento relacionen la energía nuclear con enfermedades o muertes. Y controlan. El Acuerdo de París sobre el cambio climático (2015), dice en el párrafo 8 del artículo 16.

"8.- Las Naciones Unidas, sus organismos especializados y el Organismo Internacional de Energía Atómica, así como todo Estado miembro de estas organizaciones u observador ante sí que no sea parte en la Convención, podrán estar representados como observadores en los períodos de sesiones de la Conferencia de las partes en calidad de reunión de las partes en el Acuerdo de París [...] ".

Al desastre del caos climático podemos añadirle un planeta radiactivo, si aceptamos la mentira de que la energía nuclear no emite CO2 y otros GEIs.

 
TORNAR A INICI - VOLVER A INICIO - TURN AT TOP